sábado, mayo 26, 2018

Todo lo que necesitas saber para hacer una adecuada reparación de frenos

Una de las máximas preocupaciones que todo mecánico debe tener en cuenta es la seguridad. Así, cuando se hacen reparaciones hay que prestar atención al estado de todos los elementos tanto de seguridad activa como pasiva. Pero incidiendo especialmente en los primeros. Y dentro de los sistemas de seguridad activa del coche, el sistema de freno es vital. Por ello, cuidar y hacer una reparación de frenos perfecta es prioritario.

reparacion_de_frenos.jpg
Para encontrar el problema, en primer lugar se debe hablar con el conductor del coche. A través de lo que él diga se puede localizar qué necesita ser reparado. No obstante, una revisión completa del sistema de frenado será la que nos indique dónde actuar para hacer una reparación de frenos de 10. Para ello, no hay que olvidar ninguna parte:
  • Revisión de las pastillas. Hay que comprobar que pernos, grapas y soportes se encuentren en buen estado y bien instalados. Además, deberás fijarte si el material de fricción está bien pegado al soporte, sin que existan grietas o desgaste anormal. Lo habitual es sustituirlas cuando queden 3 milímetros de pastilla utilizable.
  • Revisión del líquido de frenos. Comprobar que el nivel es el adecuado y que el depósito esté limpio. Por supuesto, revisar las fugas de líquido. Esto nos lo puede indicar si cerca de las conexiones o de la tuerca de sujeción hay humedad. Siempre que haya que rellenar líquido, consultar las indicaciones del fabricante, sobre todo en cuanto a la calidad.
  • Revisión del cilindro maestro. También conocido como bomba de frenos. Hay que controlar que los orificios de ventilación en la tapa del depósito del cilindro estén limpios y abiertos.
  • Revisión de mangueras y conexiones. Comprobar que no hay ninguna fuga. Prestar atención a posibles rasgaduras o cuarteados en las mangueras, así como rozaduras cerca de terminales o racores.
Sabiendo bien todo lo que se debe explorar se da un primer paso para una reparación de frenos perfecta. Lo siguiente es conocer las averías más frecuentes a las que te puedes enfrentar y sus soluciones:
  • Fugas en el circuito. Revisarlo por completo, intentar reparar la fuga y, si no se puede, reemplazar la pieza defectuosa.
  • Aire en el sistema. Se debe purgar todo el sistema.
  • Nivel de líquido bajo o líquido contaminado. Rellena con líquido de la misma calidad, preferiblemente el recomendado por el fabricante. Si se ha rellenado con líquido inadecuado, limpia el sistema con alcohol metílico y luego rellena con el líquido apropiado.
  • Pastillas o discos desgastados. Pueden estar o bien desgastados o bien manchados de grasa o líquido de frenos. En el caso del desgaste, la sustitución tanto en discos como en pastillas es lo más recomendable (utilice siempre productos de calidad Brakepak .Si las pastillas están manchadas querrá decir que hay alguna fuga, así que primero encuéntrala y repárala.  Después limpia las zonas manchadas. recomendamos utilizar agua jabonosa o un limpiador exclusivo de frenos.
  • Fallos en el cilindro maestro. Los cauchos pueden estar expandidos, con lo que habría que reemplazar guardapolvos y retenes, así como limpiar el sistema, para luego volverlo a llenar con líquido.
  • Pistón del caliper pegado. Se limpia la cámara del pistón, se lubrica y se cambia el retén. También puede ser que no retroceda correctamente, con lo que deberías reparar el caliper.  Si las pastillas rozan con tal caliper, hay que lubricar los apoyos de las pastillas.
Aunque hay muchos más problemas que te puedes encontrar en la reparación de frenos, lo primordial es cerciorarse siempre de que todo el sistema presente un buen estado. Y comprobar el equilibrado de las ruedas, ya que de no estar equilibradas, los frenos sufren mayor desgaste.

Por Ruta 401

RECUERDE, LA ECONOMÍA EN EL ARREGLO DE SUS FRENOS PUEDE SALIR COSTOSA

VAPOUR LOCK y el líquido de frenos


El Vapour Lock es el término utilizado cuando en el líquido de frenos existente en el circuito de frenos de un vehículo aparecen burbujas de vapor.

Dentro de la gran variedad de líquidos de frenos existentes los más utilizados son: los líquidos de freno Minerales, los de Glicol y los de Silicona. 


El más común y el que se utiliza en un 99.5% en los actuales sistemas de freno es el de Glicol. 

El líquido frenos tiene la cualidad que es un fluido incompresible, una cualidad indispensable para llevar a cabo las funciones de los componentes de freno del vehículo. 

Pero el problema lo tenemos en otra propiedad del líquido y es que es ¨Higroscópico¨, es decir, que absorbe humedad, la absorción de humedad puede ser a través de los tubos de caucho del circuito de freno (ya que son ligeramente permeables), por los depósitos de líquido de frenos del propio vehículo que con el tiempo pierden estanqueidad e incluso por una mal almacenamiento de los botes de repuesto o periodos de cambio del líquido de frenos demasiados prolongados. 

El resultado de la existencia de humedad en el líquido de frenos puede llevar a un ¨desvanecimiento¨ de los frenos o a una falta momentánea de la eficacia de los mismos. 

Un uso excesivo, inadecuado de los frenos o un líquido de frenos inadecuado puede provocar el sobrecalentamiento en los componentes de fricción o el también llamado ¨fading¨. 

Este exceso de temperatura o ¨fading¨ ayuda a que se produzcan burbujas en el propio líquido de frenos generándose vapor y así aparece el comentado ¨Vapour Lock¨, en esos momentos el fluido deja de ser incompresible y se convierte en compresible al existir gas producido por el vapor y como consecuencia el pedal de freno se vuelve suave y se hunde en su carrera sin alcanzar una frenada segura.




Otro punto muy importante que debe tener un buen líquido de frenos es un punto de ebullición alto, éste lo determinan las normas internacionales que establecerán a su vez las características para aquellos líquidos que son utilizados en los circuitos de frenos de los automóviles.

El punto de ebullición por encima de ciertos límites conlleva a un descenso de la viscosidad por lo que la sustitución del líquido de frenos debe ser realizado por mano de obra calificada y no utilizar un líquido diferente al recomendado por el fabricante.



Cabe resaltar por otro lado un paso importante a realizar para evitar los fenómenos descritos anteriormente, este paso es el cambio del líquido de frenos que se realizará según cada fabricante, siendo el periodo de entre 1 o 2 años como máximo o cada 2 cambios de pastillas, o si se realiza alguna operación importante del sistema de freno que conlleve a un purgado del circuito, o teniendo en cuenta también al uso que haya sido sometido el vehículo es recomendable realizar también un cambio del líquido de frenos.

Por último reseñar que un exceso de humedad en el líquido de frenos conlleva la posibilidad de tener averías en el sistema hidráulico de freno como puede ser el agarrotamiento de los pistones de las pinzas de freno, obstrucción de los conductos de caucho, corrosión en los tubos de cobre o deformaciones en las gomas de estanqueidad y presión de las bombas de freno, así como en los distribuidores mecánicos de frenado, etc.

En un circuito de frenos de un vehículo pueden llegar a caber hasta 2 litros de líquido de freno conducidos a través de tubos por todo el circuito, por lo que se hace necesario sustituir todo el líquido, no solo el del depósito. 

Para el proceso de sustitución y purgado actualmente se utilizan una serie de útiles diseñados para realizar éstas operaciones. Se recomienda efectuar el purgado empezando por la rueda más alejada de la bomba principal de freno p. ej. un vehículo que monte la bomba principal de freno en la parte izquierda del vano motor se empezará por la rueda trasera derecha, luego la trasera izquierda, a continuación la delantera derecha acabando por la delantera izquierda.



Bueno amigos, espero que con este post le demos la importancia que se merece el ¨olvidado¨ líquido de frenos, hasta pronto.

Tomado de http://www.blogmecanicos.com/2017/05/vapour-lock-y-el-liquido-de-frenos.html

RECUERDE, LA ECONOMÍA EN EL ARREGLO DE SUS FRENOS PUEDE SALIR COSTOSA

miércoles, mayo 09, 2018

POR QUÉ PIERDEN ESTABILIDAD LOS FRENOS?

Siente que su auto a veces frena bien y a veces es deficiente? Esta situación, de alto riesgo para su seguridad, se presenta principalmente por:
- Líquido en mal estado, el cual hierve a baja temperatura haciendo que se pierda la continuidad entre el cilindro maestro y el cilindro de rueda, y por consiguiente pérdida de eficacia del freno. POR SEGURIDAD DEBE CAMBIARSE CADA 10.000 KM
- Uso excesivo del freno, especialmente en descenso, que igualmente lleva al mismo fenómeno mencionado en el punto anterior.
- Mangueras flexibles que se expanden por efecto de la temperatura y la presión. REVISAR CADA 10.000 KM
- Tuerca de seguridad en la punta de eje floja (discos flojos). REVISAR CADA 5.000 KM
- Material de fricción no adecuado, el cual pierde adherencia con la temperatura.
ADQUIERA PASTILLAS DE FRENO CON COEFICIENTE DE FRICCION FF O GF BRAKE PAK
Siente que se pierde la trayectoria del vehículo cuando aplica el freno ? esto puede ser causado por:
- Problemas de suspensión. REVISE AMORTIGUADORES Y NEUMATICOS
- Uno de los frenos delanteros presenta atascamiento en el pistón o pistones.
REVISE Y CAMBIE DE SER NECESARIO
- Pastillas o bandas de diferente marca. NUNCA REEMPLACE PARCIALMENTE LAS PASTILLAS, SIEMPRE CAMBIE EL JUEGO COMPLETO
- Atascamiento de tubería o de mangueras flexibles en uno de los frenos delanteros. REVISE CON SU MECÁNICO DE CONFIANZA
- Se reparo sólamente un freno en el eje delantero. DEBE CAMBIAR AMBOS EJES
- Llantas de diferente labrado o con gran diferencia en su estado
- El corrector de frenado o limitador no esta cumpliendo su función (en directo), o fué suspendido, caso en el cual el vehículo tiende a atravesarse al frenar rápidamente. REVISE CON SU MECÁNICO DE CONFIANZA
En cualquier caso es conveniente hacer una completa revisión del sistema y corregir o reemplazar lo que sea necesario para eliminar los riesgos de nuevos incidentes. 

RECUERDE LA ECONOMÍA EN LA REPARACIÓN DE SUS FRENOS PUEDE SALIR COSTOSA

lunes, mayo 07, 2018


RECUERDE, LA ECONOMÍA EN EL ARREGLO DE SUS FRENOS PUEDE SALIR COSTOSA

¿Por qué cambiar el líquido de frenos?



El líquido de frenos juega un papel muy importante en el sistema de frenado de su vehículo por lo que debe revisarse periódicamente  (cada 6 meses) y cambiarse con una periodicidad de 1 a 2 años.
Una de las principales cualidades del líquido de frenos es que trabaja a altas temperaturas pero no debe llegar a temperatura de ebullición, ya que sería imposible comprimir las burbujas generadas y, por lo tanto, el vehículo se quedaría sin frenos, al generarse uan transferencia de la temperatura  del líquido a los otros componentes del sistema de freno, como la mordaza, las pastillas y los discos.
El liquido de freno es higroscópico, es decir que absorbe humedad, por ello con el tiempo el líquido tiende a mezclarse con agua y así va perdiendo efectividad.
Además de las altas temperaturas y la humedad, el líquido de frenos también está sometido a un constante uso y expuesto a partículas de suciedad. Todas estas razones soportan la importancia del sistema de frenado para la seguridad del conductor, por lo tanto sustituir el líquido de frenos a tiempo es más que importante.


RECUERDE, LA ECONOMÍA EN EL MANTENIMIENTO DE LOS FRENOS PUEDE SALIR COSTOSA